Cartas a Gestantes Subrogadas

Estimada madre subrogada,

Tenemos tanto que decirte que lo primero es, sin duda, agradecerte que estés en estos momentos leyendo esta sincera carta. La existencia de personas como tú que ayudan a otras personas con problemas a lograr su mayor deseo, la paternidad, es de reconocer.
Somos Magda y Javier, de Pontevedra, España. Tenemos 38 años, y llevamos más de 9 años casados, y antes 11 años más de novios, con lo que llevamos más tiempo juntos que separados!.
Nos consideramos una pareja muy normal, que vivimos en un pequeño pueblo de Galicia. Somos trabajadores y con unas familias que nos apoyan en todo momento. Ambos tenemos familias numerosas, y nos lo pasamos genial con nuestros padres, hermanos y sobrinos. Nos gusta mucho la naturaleza y los deportes, viajar y juntarnos con nuestros amigos.
Desde hace 8 años hemos intentado aumentar la familia, pero tras 13 tratamientos de fertilidad en las mejores clínicas del país, no hemos sido capaces de lograrlo. Lo más desesperante es que no nos detectan ningún problema físico/genético, pero algo debe de haber...aunque la ciencia no lo detecte.
Nos hemos planteado la posibilidad de la adopción como primera alternativa, pero en España el proceso es muy largo, con fechas aproximadas de espera de más de 7 años como mínimo, y las listas no avanzan.
Recientemente vimos un reportaje en TV acerca de la maternidad subrogada que nos dio un rayo de esperanza. Tras valorar las diversas alternativas, países y agencias, recurrimos a VDA Fertility, ya que su fundador ha pasado un proceso de maternidad subrogada, y nos llegó al corazón su forma de relatarlo.
Es por toda nuestra historia, que no es corta, que deseamos encontrar a una madre subrogada que nos haga cumplir nuestro sueño. Deseamos con todas nuestras fuerzas ser padres, y te apoyaremos en todo lo posible en caso de que nos aceptes, para que nuestro embarazo y nuestro hijo, se desarrolle y nazca sano.
Por ultimo agradecerte nuevamente tu existencia, ya que nos hace soñar despiertos, y esperamos conocerte pronto.
Con todo nuestro cariño y apoyo,
Magda y Javier

Nota de VDA:
Esta familia viajó a Ucrania en noviembre de 2014 y su hija nació en octubre de 2015. En menos de un año.

 

Carta a nuestra futura gestante:

No sabemos cómo empezar esta carta, dirigiéndonos a una persona que aún no conocemos, pero que se convertirá, en parte muy importante de nuestra vida, y que nos dará lo que más queremos en nuestra vida, un hijo.
Somos Sonia y Víctor, un matrimonio, un poco atípico, ya que nos llevamos algunos años de diferencia, pero siempre me dicen que el mayor lo parezco yo. Nos conocemos ya hace diez años, y lo nuestro fue amor a primera vista. Nos costó mucho, adaptarnos, ya que veníamos de mundos distintos, y cada uno tenía su historia.
Sonia ya tenía hijos de su anterior matrimonio, y cuesta adaptarte a nuevas situaciones, sobre todo cuando eres más joven. Hace tres años, decidimos dar el salto y nos casemos. Desde luego, puedo decir, que creo que fue uno de los mejores días de nuestra vida, y esperamos que otro, sea el día, que nazca nuestro bebé.
Hemos intentado, tener hijos por otros métodos, pero siempre con final fallido, y quieras o no, te afecta bastante psicológicamente. Pero siempre hemos levantado la cabeza, y hemos mirado hacia adelante.
Después de todo, lo que hemos luchado y he intentado, hay días que te levantas de la cama, y piensas, mi hijo/a ya tendría dos años, ahora estaría preparándole el desayuno, o metiendo los libros en la cartera, y hay noches que, te parece oír su llanto, pero te despiertas y cruzas la habitación, y ves que no hay nada solo el vacío, y te entra por el estómago esa mariposa de lo que podía haber sido y no fue.
A veces, salimos a pasear y nos detenemos delante de casas de cunas, y ropa de niño, y nos quedamos mirando sin decir nada, ya que con nuestros ojos, nos lo decimos todo, pero cada uno, pensando en el frio interior que tenemos, al no poder conseguir lo que deseamos.
Es por ello, que no sabemos qué decir, a la persona que quiere ayudarnos, a cumplir nuestro sueño, solo que como muchos otras parejas, queremos ser una familia al completo, que a los dos nos hace falta completarnos como persona y como pareja, y poder dar todo nuestro amor a un hijo, y solo la persona que nos quiere ayudar puede comprender todo que sentimos en este momento.
Solo podemos prometerte, que si nos ayudas, daremos y haremos todo lo imposible, para cuidarlo, educarlo y quererlo como se merece, ya que cuando quieres algo con tanta fuerza, que se te desgarra el alma al no conseguirlo, cuando alguien te ayuda y lo consigues, estás en deuda eterna con esta persona, y sobran las palabras, ya que con una simple mirada, puedes ver el corazón de las personas que están en deuda contigo.
Por ello no sabemos cómo decirte en palabras, lo que nos gustaría que nos ayudaras a que cuando nosotros, Sonia y Víctor, nos miremos, veamos el reflejo de nuestras almas felices y oigamos a lo lejos la risa de un bebe, y que esas mañanas cuando nos despertemos, tengan olor a pañales y a colonia de bebe.
Gracias por entendernos y ayudarnos.

Nota de VDA:
Esta pareja viajó a Ucrania para iniciar su proceso en julio de 2014. Su hija nació justo 12 meses después, en julio de 2015.

 

Carta Gestante Ucraniana a Padres de Intención

 
¡Buenos días, queridos Padres de Intención!
 
Me llamo Oksana y tengo 33 años. No estoy casada. Tengo 2 niñas de 11 y 6 años.
Soy profesora de profesión. También tengo el certificado de vendedora-cajera. En estos momentos no estoy trabajando.
Me gusta leer: psicología, filosofía y ciencia ficción. Amo a los niños. Mi ocio es hacer manualidades como origami, quiling, bisutería para niñas. En mi tiempo libre leo, hago bisutería y en verano me gusta pasarlo en la naturaleza. Me gusta cultivar flores. Todo mi tiempo libre paso con mis hijas.
En futuro quisiera montar un negocio.
Tengo la intención de volver a ser madre subrogada porque amo mucho a los niños y no me imagino mi vida sin ellos. Por eso me gustaría ayudar a la gente que tampoco imaginan su vida sin niños. No sólo tengo idea del programa de maternidad subrogada, sino lo se todo de mi propia experiencia: participé en dos programas con resultado positivo. En cuanto al programa, mi actitud es sería, responsable y estoy enfocada en un resultado positivo. Teniendo mi propia  experiencia, lo tengo previsto casi todo y no creo que surjan restricciones severas.
Me propongo comportarme como si fuera un embarazo natural, ya que la maternidad subrogada es en primer lugar responsabilidad por la vida y la salud del futuro bebe. Voy a cuidar mucho mi salud y asegurar una alimentación saludable, sano ambiente psicológico, restringir la actividad física excesiva y, por supuesto, procurar sentir más alegría, felicidad y emociones positivas.
Mi familia me va a apoyar durante el programa, psicológicamente y físicamente. Mi madre y mi hermana van a ayudar con quehaceres de la casa y con las niñas, si hay necesidad.
Me gustaría conocer buena gente que entendieran lo serio que es el programa y que me trataran con comprensión, que entendieran la importancia de lo que yo hago. Y, por supuesto, me gustaría que fuera gente positiva y enfocada en un resultado positivo. Espero conoceros pronto. ¡Juntos podremos conseguir el éxito deseado!
 
Atentamente,
   

Fátima y José: Siendo muy jóvenes nos apuntamos al servicio de adopción en España...

Hola,

Somos Fátima y José, una pareja española de 46 y 47 años. somos de un pueblo pequeño mque está en la provincia de Almería. llevamos casados 23 años y nuestra mayor ilusión siempre ha sido ser padres.

Leer más: Fátima y José: Siendo muy jóvenes nos apuntamos al servicio de adopción en España...

 

Ana y Juan: Sabíamos que con el síndrome de Turner tendríamos un camino difícil y complicado...

CARTA A LA MADRE SUBROGADA

Nos piden que hagamos una carta a la futura madre subrogada y para ser sinceros no sabemos muy bien ni como comenzarla, ni que explicar. Pero vamos a intentar explicar un poco quienes somos, que esperamos con la maternidad subrogada y expresar nuestro deseo de volver a ser padres.

Leer más: Ana y Juan: Sabíamos que con el síndrome de Turner tendríamos un camino difícil y complicado...

   

Página 1 de 3