Prensa

Nota de prensa. Vientres de Alquiler, una necesidad que debería ser legalizada en España.


Vientres de Alquiler: Una necesidad que debería ser legalizada en España. 

Son muchas las parejas o individuos que no pueden tener hijos biológicos por una razón u otra. La opción de alquilar un vientre es sin duda la mejor solución, y la única, cuando todo tipo de tratamiento de fertilidad no ha funcionado.
En España está posibilidad sigue siendo ilegal y muchas personas viajan a Estados Unidos (donde si es legal en algunos de sus Estados) para contratar este tipo de programas de gestación por sustitución y conseguir el ansiado sueño de ser padres. Debido a ello, la comunidad médica española especializada en Técnicas de Reproducción Humana Asistida cada vez es más partidaria de está práctica.

¿En que consiste la técnica de reproducción asistida con maternidad subrogada?

Es una técnica que consiste en la estimulación ovárica de la mujer y como consecuencia a ésta, la extracción de los óvulos, que son fertilizados con los espermatozoides del padre, lo que da paso a la formación de embriones. Estos embriones son implantados en el vientre de alquiler.

En este caso se procede a la fecundación in Vitro (FIV) con los óvulos de la madre biológica y con los espermatozoides del padre elegido ó donantes en su defecto. Cuando los óvulos de la madre biológica no son óptimos, se procede directamente a la inseminación artificial (IAD) del vientre subrogado con el esperma del padre o donante.

Leer más: Nota de prensa. Vientres de Alquiler, una necesidad que debería ser legalizada en España.

 

Vientre de Alquiler en Colombia

Alquier de vientres: nueva forma de maternidad.

Así las parejas con problemas de fertilidad tienen una opción diferente a la adopción.

Sin titubear reconoce que alquiló su vientre. Ella, paisa de 29 años, madre de tres hijos y ex secretaria, prestó su útero para llevar el hijo de otra mujer. Una tarde de hace dos años, entre cuentas de arriendos, servicios y tres bocas que alimentar, vio un titular que cambiaría su situación: "Madres alquilan vientre en Medellín".

 

 

En la misma ciudad, a una mujer de 31 años, luego de tres abortos, las pruebas médicas le confirmaron que no podía mantener un embarazo. "No quería sufrir más pérdidas, pero mi deseo de ser madre fue una razón poderosa para renunciar a la posibilidad de tener mi hijo yo misma". Junto a su esposo buscaron alternativas y optaron por alquilar un útero.

La maternidad delegada, subrogada o alquiler de vientre es un procedimiento médico que consiste en implantar el embrión de una pareja en el útero de otra mujer. Al término de la gestación, el bebé es entregado a los padres de crianza. Hay tres opciones: usar óvulos y espermatozoides de los futuros padres y fertilizar in vitro a la madre subrogada; usar óvulos de la madre que alquilará su vientre o buscar una donante de óvulos. A cambio, la madre delegada recibe un pago y tiene gastos médicos, de manutención y atención psicológica asegurados.

Leer más: Vientre de Alquiler en Colombia

   

Vientres de Alquiler (Diario de Malloca, El Dominical)

¿Hay que poner límites al deseo de ser padres? Cuando la medicina ha vencido las trabas biológicas, surge la pregunta. En España, la puerta a la maternidad mediante vientre de alquiler está cerrada.


SEBASTIÁN EXPÓSITO ha cumplido con su deseo de ser padre. Su hija tiene dos años y medio y nació de una madre de alquiler. Sus ganas de convertirse en padre le llevaron hasta California, uno de los estados de los EE UU cuya legislación permite esta práctica. Con 30 años de experiencia en la también llamada subrogación materna, explica Sebastián Expósito que EE UU es el país que ofrece más garantías a todas las partes.
“Hace cinco años comencé a recoger información en Internet. Pensaba que sólo podían acceder a ello ciudadanos estadounidenses pero en cuanto supe que no era así me puse en contacto con varias agencias. Lo hice a título individual. Fui el primer padre soltero en solicitarlo”.
Sebastián fue un pionero y estuvo solo durante todo el proceso, por eso ha creado en Barcelona la agencia Vientre de Alquiler Fertility Consulting; que asesora a las personas que se han decidido a dar este paso. Sin embargo, se muestra cauto y dice que no ayuda a todo el que entra en su oficina “Tengo que apreciar un mínimo de sentimiento me guío por lo que me trasmiten las personas” apunta. Sebastián es partidario de que se legalice el vientre de alquiler en España. Esto evitaría la desprotección de los padres y de los niños nacidos de esta manera. Aunque en California las garantías legales son totales, los problemas surgen cuando los padres regresan a España con su bebé.

"Lesgislar no significa hacerlo a la brava, sino regular para dar seguridad", dice Toni Martínez, abogado

Leer más: Vientres de Alquiler (Diario de Malloca, El Dominical)

   

La maternidad gracias a un vientre de alquiler.

Entrevista con Sebastián Expositó fundador de la empresa catalana Vientre de Alquiler especializada en el asesoramiento a familias que quieren optar por la maternidad subrogada en Estados Unidos.

 Fuente:   Radio Euskadi - Boulevard Duración: 18:49

 Link: http://www.eitb.com/audios/radio/radio-euskadi/programas/boulevard/detalle/603207/la-maternidad-gracias-vientre-alquiler/ 

   

Los vientres de alquiler interesan cada vez más a los gallegos

Entrevista a Sebastián Expósito en el periódico Xornal.com

La legislación española prohíbe esta práctica pero sí consiente inscribir en el registro a los hijos gestados en el extranjero.

La regulación legal, que permite en España el desarrollo de nuevos tipos de familia, plantea necesidades derivadas de estos modelos que lleva, en algunos casos, aparejada la búsqueda de alternativas para quienes desean tener hijos sin recurrir a la adopción o para sortear los problemas que pueden surgir con las parejas del mismo sexo o las monoparentales. En Estados Unidos hace unos 30 años que existe la posibilidad de acudir al vientre del alquiler o a las llamadas madres subrogadas. Viajar a este país para aprovechar esta posibilidad es una de las opciones que manejan muchas madres y padres españoles.

Según datos suministrados por Sebastián Expósito, asesor de Vientre de Alquiler.com, hace unos 16 o 17 años comenzaron las visitas de ciudadanos del Estado a Norteamérica. El sistema se ha perfeccionado notablemente en los últimos años y, aunque la legislación española no permite el vientre de alquiler, quienes acuden al extranjero y vienen con una criatura pueden inscribirlo o inscribirla en el Registro Civil y el asiento produce todos los efectos.

Sebastián Expósito explica que existen varias posibilidades si se opta por una madre subrogada. “Cabe la posibilidad de que se acuda a las donantes de óvulos, o bien a un banco de esperma o simplemente se utilice una gestante que prestaría su vientre”, argumenta. El proceso es complejo y puede demorarse entre unos doce y 18 meses en los que los futuros padres o futuras madres pueden visitar a la gestante y estar en contacto. No existe un presupuesto tasado, apunta Expósito, porque depende de la opción escogida pero las cifras van desde los 65.000 euros a los 75.000. El presupuesto incluye los gastos en abogados y el precio destinado a retribuir a las distintas partes que forman parte del proceso.

Los perfiles de quienes acuden al vientre de alquiler son muy variados. Hay mujeres y hombres solteros, parejas de homosexuales o heterosexuales que tienen alguna dificultad. Sebastián Expósito señala que en “los últimos tiempos hay parejas de chicas que acuden y simplemente utilizan el esperma de un tercero para quedarse embarazadas”. Su centro de atención, en Barcelona, recibe aproximadamente unas 600 o 700 consultas al año, de las que una docena corresponden a gallegos y gallegas. Los candidatos se someten a un proceso de selección para ver si reúnen los requisitos, que pasan por cumplir unos mínimos que garanticen el bienestar y la seguridad del menor en el futuro.

Igual proceso pasan las madres de alquiler que tienen que haber tenido previamente un hijo y responder a una serie de controles establecidos como es un informe médico que se extiende a las tres generaciones anteriores. Sebastián Expósito afirma que las madres gestantes tienen una serie de valores muy arraigados que las llevan a tomar la decisión de prestar su vientre en muchos casos por mera filantropía, otras lo hacen para ayudar a los hijos que ya tienen y otras simplemente porque necesitan el dinero.

Durante la gestación existe un contacto frecuente entre los futuros progenitores y la madre subrogada. Los abogados preparan todo para que, una vez que se produzca el parto, la gestante pierda los derechos sobre el bebé, y entregue al recién nacido o nacida a sus padres. Expósito deja claro que “todo es perfectamente legal y conforme a derecho” y va más allá al asegurar que “cada vez son más lo que se interesan y acabará siendo aprobado en España”.

Fuente: Xornal.com / MARCOS SUEIRO 14/11/2010

http://www.xornal.com/artigo/2010/11/14/sociedad/docena-gallegos-informa-cada-ano-vientres-alquiler/2010111400521103816.html

   

Página 3 de 5